Carolina Báez, ejercicio da longevidad

Todos sabemos que el ejercicio es excelente para nuestra salud ya que fortalece nuestros corazones, nos permite despejar y relajar la mente y además bajar esos kilos que tenemos de más. Lo que muchos no saben es que el ejercicio da longevidad pudiendo llegar a retrasar nuestro envejecimiento celular y, por ende, alargar nuestras vidas.

Se recomienda ejercitarse todos los días, o por lo menos cuatro días de la semana, durante 30 minutos, sea una actividad pasiva como el salir a caminar o una actividad más vigorosa como correr, kickboxing, u otro tipo de ejercicio de alta intensidad.

Exploremos el otro lado de la moneda. El no hacer ejercicio aumenta más la posibilidad de una muerte prematura que muchas enfermedades del corazón, la diabetes o la actividad de fumar, ya que le privamos a nuestro corazón de un fortalecimiento necesario para que opere de una mejor manera durante un periodo más extenso.

Ejercicio da longevidad: ¿Qué sucede a nivel celular cuando nos ejercitamos?

Estudios científicos han comprobado que las personas que hacen más ejercicio físico tienen telómeros celulares más largos, el corazón, los pulmones y los músculos más fuertes que los de las personas sedentarias. Las personas deportistas, de hecho, reflejaban una «edad biológica» en promedio, aproximadamente, nueve años menor que su edad real.

Recuerden que nunca es demasiado tarde para comenzar a ejercitarse. No tenemos que ser los súper deportistas o competidores atléticos para hacer deporte. Simplemente tenemos que tomar consciencia de la importancia que esta actividad puede llegar a tener en nuestra salud, convertirla a la actividad en un hábito de nuestra rutina diaria y disfrutar de todos los beneficios que el ejercicio nos puede otorgar.

TE INTERESARÁ LEER: Nutrición primaria para el alma y la mente.

Existe una gran variedad de ejercicios hoy en día. Encontramos algunas rutinas inclusive gratuitamente en el internet. Si preferimos hacer ejercicio junto a más personas, podemos buscar un gimnasio cerca de casa, un espacio ideal para hacer nuevos amigos, despejar la mente de las preocupaciones diarias, pasar un buen rato y brindarle más años a nuestra vida.

Como todo habito, la idea es adoptarlo poco a poco, con mucha paciencia sobre todo y sin forzar a nuestro cuerpo. La primera semana puede que un día de ejercicio sea lo que nuestra mente pueda aguantar o desear, la segunda semana dos días, la tercera semana tres días y así sucesivamente hasta llegar a la meta.

Otras personas se motivan al compartir un nuevo reto con alguien más; puede ser una gran oportunidad de compartir más tiempo de calidad y productividad, invitando a un ser querido o amigo a compartir este nuevo reto con uno.

Y, está de más decir, la clave: disfruta de este gran proceso de longevidad y salud.

ÚLTIMOS PARA LEER