dietas detox

Las dietas detox se han puesto muy a la moda en los últimos años. ¿Cómo funcionan? Al eliminar el consumo de alimentos sólidos o ciertos grupos de alimentos específicos, eliminas toxinas y le das un descanso a tu sistema digestivo, permitiéndole absorber los nutrientes de una mejor manera. En estos procesos se acostumbra reemplazar a los alimentos sólidos con bebidas, sopas, polvos para diluir en agua, entre otros alimentos que se consumen durante un período determinado de tiempo.

Se habla mucho de los grandes beneficios que una limpieza o desiontixacion puede representar para el cuerpo, ya que se supone que se logra eliminar las toxinas. Además, estos tratamientos suelen venir con la promesa de una energía mejorada y elevada, pérdida de peso, alivio al estreñimiento, dolores de cabeza y dolores musculares.

Antes de enamorarnos de todo del concepto “detox” y caer en tratamientos quizás innecesarios y hasta contraproducentes, es importante primero caer en cuenta que el cuerpo humano está diseñado para desintoxicarse solo a través del tracto digestivo, los riñones, el hígado y la piel. Estos órganos descomponen las toxinas y las eliminan a través del sudor, las heces y la orina.

No existe evidencia médica que hable del efecto curativo de eliminar alimentos sólidos en nuestras dietas. De hecho, consumir la fibra de los alimentos es sumamente importante ya que ayuda a absorber de mejor manera los micronutrientes de la comida y nos proporcionan mayor energía, la misma que suele ser carente en tratamientos desintoxicantes. Otro tema importante es la proteína; puede ser deficiente y por ello debemos también tener cuidado con esto.

Le pregunté a Celeste Silva, una reconocida nutricionista guayaquileña sobre su opinión:

“En realidad no estoy tan de acuerdo porque los únicos que se encargan del “detox” en teoría son nuestros órganos. Si hablamos de comer más natural y libre de procesados, eso es lo óptimo. Procurar días de alimentación vegana como la onda “meatless Mondays”, en el caso que no seas vegetariana o vegana también funciona. Sin embargo, por ejemplo, tomar jugos y/o sopas todo el día por no se cuanto tiempo, es sumamente negativo. Además, todo lo que pierdes en peso, lo vuelves a recuperar enseguida apenas vuelves a comer como antes. Ya que las personas suelen hacer estas dietas desintoxicantes después de una ingesta alta en calorías, es preferible ingerir mucho líquido, sobre todo agua, y procurar una alimentación equilibrada, natural, llena de frutas y vegetales, por ende de fibra, más que nada.”

Existen muchas personas a quienes les funciona muy bien seguir estos tratamientos cada cierto tiempo, sobre todo después de épocas como la navidad y/o el verano. Recuerden que todos somos distintos y eso es lo mas hermoso: nuestra bioindividualidad. Como todo en el mundo de la nutrición, la clave es el balance, darse la oportunidad de tratar diferentes tipos de dietas y adoptar las que a uno le sienten bien.

ÚLTIMOS PARA LEER